ISSN 0718-0918
Vol 13, N° 3, Octubre 2016
 

Actualización

 

Bebés saludables con estímulos y afecto

Eva Pilar López García
Enfermera
Institución de Sanidad de Castilla y León
España

Texto completo HTML

Introducción

El masaje infantil es un arte milenario que además de fortalecer el vínculo entre el bebé y los padres, aporta múltiples beneficios para su desarrollo fisiológico, psicológico y emocional.

El masaje al ser algo natural y no precisar de un talento especial hace que sea una opción muy sencilla para lograr el bienestar del recién nacido (1).

El tacto juega un papel muy importante en el crecimiento emocional, confeccionando seguridad, confianza, afecto y creación de vínculos afectivos tanto por parte de la madre como del padre (2).

La estimulación cutánea es esencial para un correcto desarrollo orgánico y psicológico tanto en animales como en el ser humano.

La enfermera y la matrona como profesionales sanitarios son capaces con una adecuada formación de enseñar esta técnica a los padres que deseen practicarla (3).

Objetivos:

El objetivo de este trabajo es analizar los conocimientos, experiencias y opiniones de los profesionales de enfermería pediátrica en atención primaria sobre el masaje infantil.

Metodología:

Se realizó un estudio dentro de un enfoque cuantitativo, no experimental de tipo exploratorio, transeccional.
 
Resultados:
La población participante en el estudio, estuvo conformada por enfermeros/as que laboran en  las consultas de pediatría de Atención Primaria de Ávila.
La variable descriptiva está conformada por los conocimientos, experiencias y opiniones de los enfermeros/as de pediatría en Atención Primaria.

El cuestionario aplicado estuvo conformado por varias preguntas y fue abordado desde los conocimientos, experiencias y opiniones generales, conceptuales y aplicación del masaje infantil.
Una vez recolectados los cuestionarios, inició la etapa de análisis de los resultados se tomó en cuenta los antecedentes de las 50 participantes las cuales, en su totalidad, son mujeres.

La primera variable fue al definir el concepto de masaje infantil, 35 de las encuestadas utilizó la palabra “técnica”; 3 de ellas “procedimiento” y 12 “arte”.
Otra variable investigada se refiere a los beneficios del masaje, para el bebé 38, para los padres 11 y   1 para el sistema.

Según las profesionales, las mayores ventajas es el fortalecimiento de vínculos entre el bebé y quien le facilita el masaje. De las entrevistadas, 26 opinaron que el masaje facilita la relajación; 10 concluyeron  que el mayor aporte es en cuanto al manejo del estrés y 14 afirman que contribuye a aliviar el estreñimiento.

Beneficios para el bebé

Estimulación
Favorece el funcionamiento del sistema endocrino. Reduce las hormonas causantes del estrés y ayuda a generar hormonas del placer (oxitocina).
Estimula y fortalece el sistema inmunológico.
Beneficia al aparato digestivo.
Contribuye a desarrollar el aparato respiratorio. 
Les ayuda a conocer su propio cuerpo.
Facilita la integración del esquema corporal.
Potencia el desarrollo del sistema nervioso.
Facilita el proceso de mielinización

Interacción:
Mejora la capacidad  de aprendizaje.
Favorece el desarrollo del lenguaje.
Favorece dar y recibir con generosidad y respeto.
Fomenta la comunicación con el exterior.
Estrecha los vínculos afectivos seguros.
Proporciona seguridad y confianza.

Alivio:
Equilibra los niveles de oxígeno.
Ayuda a aliviar cólicos, estreñimiento.
Ayuda a ganar peso.
Contribuye a aumentar su autoestima.

Estimula la coordinación muscular.
Ayuda a liberar las tensiones, tanto físicas como emocionales.
Facilita la expresión de sus sentimientos.

Relajación:
Favorece la relajación. Facilita un sueño profundo y de mejor calidad.
Les ayuda a conocer su propio cuerpo.
Tiene un efecto relajante y tonifica la musculatura.
Los masajes colaboran en el aprendizaje de ritmos y horarios.

Para los padres:
Genera un mejor entendimiento mutuo.
Favorece la implicación temprana del padre.
Promueve el apego seguro.

Para la sociedad:
Incrementa el respeto y la tolerancia.
Reduce la violencia y los abusos.
Promueve el tacto positivo.
Reduce costos de la Seguridad Social.

Conclusiones:

El Masaje Infantil es una práctica cada vez más valorada en nuestra sociedad, y por lo tanto, una práctica que las madres demandan.

A través del masaje el bebe conecta con la persona que lo realiza y así se comunica. Esto tiene su importancia porque los profundos vínculos emocionales creados en la infancia son una base perfecta para toda una vida de confianza, seguridad y amor.

Los enfermeros/as de pediatría aplican diariamente todos los elementos necesarios para la práctica y enseñanza del masaje infantil; su formación y el contacto directo y constante con las familias y los bebés, además de la guía que ofrecen y la capacitación que brindan a los progenitores demuestra cuán competentes son para realizar esas y otras funciones más.

Referencias

  1. Schneider, V. Masaje infantil. Madre y bebé; 2002.p20.
  2. López, E. Pediatría y Puericultura: Nuevo rol de aprendizaje; 2015.p75.
  3. Cazes, M. Masaje infantil. Editorial Tsunami; 2011.p53.

 

Revista Pediatría Electrónica
Zañartu 1085, Independencia, Santiago, Chile
Teléfonos:(56) 25758092 y 27354991
Correo electrónico: gmedina.uchile@gmail.com
ISSN 0718-0918